Publicado en X ké?

Empecé y lo borré.

Ayer empecé a escribir.

Empecé sin tregua. Sin releer.

Sin darme cuenta de que mi cabeza se callaba y daba rienda suelta a mi corazón.

No sé si el dolor tendría algo que ver. Si sólo hablaba la pasión o es que simplemente echaba de menos esas sensaciones. Sólo sé que no paraban de fluir palabras que me hacían recordar a cómo veíamos la vida hace años.

Sólo quería decírtelo…

A los pocos minutos algo me paró de golpe y lo borré todo.

No pude hacer las palabras visibles y… se escondieron.

Ya te lo diré otro día, cuando me escuches.

Anuncios
Publicado en X ké?

Lo que me inspira Sesame Syrup

Puede terminarse el mundo.

Puede empezar el final.

Cómo me gustaba acariciar su pecho, su cabello, sus hombros…

Habían noches en las que podía dormir y soñar incluso con los ojos abiertos mientras él estuviera a mi lado en la cama.

Nos quedábamos hablando de cualquier cosa mirando las estrellas, desde aquel balcón. Fantaseábamos con nuestra vida B en plan padres o abuelos. Planeábamos viajes y… nos desnudábamos en todos los sentidos.

Así pasábamos algunas de nuestras noches y si no estaba él ya me estaba llamando para quedarme dormida escuchando su voz. Qué poder de atracción y de seducción tenía su acento…

No me sentía sola. Creo que eran los momentos en los que más acompañada estaba. Todo se inundaba de sentimientos y sensaciones que no podía ver ni tocar pero sí sentía (incluso físicamente). Muchas veces también lo olía si cogía una camiseta suya. Otras… también saboreaba si se dejaba algo preparado en el frigorífico.

Dominaba más que yo las artes culinarias y… sí, también tenía buen culo.

No… no te rías. Yo no me río.

Me sonrojo un poco sí, porque según él era un culo normal. Para muchas ni tenía, pero, era el sitio favorito de mi mano derecha al caminar por la playa después de cenar y comenzarnos a alimentar en casa ya de verdad.

Publicado en X ké?

Lo que me inspira K

Ni siquiera sé por qué empiezo a escribir esto.

Hoy me he visto obligada a ello por haberte recordado, por haberme vuelto a creer todo lo que vivimos. Por escuchar en mis oídos más internos todas tus verdades y mentiras.

Sí… Digo “tus” mentiras también porque me mentiste al decirme que nunca nadie podría separarnos y entonces llegó el tiempo y luego la distancia, más tarde la ira y el orgullo, el miedo y el imposible reencuentro.

Empecé creando falsas premisas que fundamentaran el argumento de un “no puede ser” y mira, me las he acabado creyendo. Sigo confiando en que esos castillos de arena no se derrumbarán y perdí nuestras parcelas con buenos cimientos en la realidad. Allí… donde fuimos como somos, como éramos. Y ahora soy lo que no creo que pude llegar a ser.

Publicado en X ké?

Lo que me inspira Apocalypse

Hoy soñé contigo.

Soñé que corrías dando vueltas al parque. Eso que tanto te gustaba hacer.

No querías toparte conmigo en un determinado punto pero, a su vez, no parabas de repetir el mismo camino.

Acaso querías que no parara de verte? Llamar mi atención aún llevando la capucha puesta? Con una mínima lluvia manchando los cristales?… funcionó.

Me propuse caminar rápido y vigilar cada paso que dabas por si acaso girabas la cabeza a ver si me mirabas pero te daba miedo. Te comportabas como cuando te conocí.

Con ese aura inocente. Con la pregunta de cómo sería la primera vez.

Corrías y yo corría tras de ti.

No podíamos hablar. No podíamos tocarnos. Sólo nos seguíamos con los ojos y creo que hasta intuí una leve sonrisa.

Volviste a ser tú y con eso, yo volví a ser yo.

Publicado en X ké?

Dejaros ha sido difícil

Hacía mucho tiempo que no lloraba de esa manera.

Solo duramos un mes y va a permanecer en mi vida de una forma imborrable.

Así vais a ser ya eternos. Con vuestro cariño, con los gestos tan bonitos que me habéis demostrado, con la paciencia de soportar a una extraña, vais a ser infinitos por haber compartido conmigo lo poco o mucho que habéis tenido y vuestro tiempo.

Es verdad que se viven demasiadas telenovelas vivientes diariamente pero, me quedo con las noticias buenas, los amores y reencuentros, los ascensos o triunfos profesionales, las fiestas y las tardes en familia.

No os puedo nombrar a todos porque seguro que se me olvida a alguien fijo y no quiero que me pase eso. Quiero que el texto se quede prefecto.

No voy a olvidar los abrazos sinceros, el quedarme agusto diciendo lo que sentía en cada momento.

Me alegra ver que mis padres, lo que más quiero en la vida, tienen allí todo lo que yo deseo y espero de una familia.

Es que incluso los amigos allí son más que eso. Son grandes!!!

Mis hermanos tenían razón. Es otro tipo de amor el que tienen. Uno más puro y más honesto. Más inocente y fogoso por las miradas tan limpias, con las sonrisas sin forzar…

Muchos quisieran haber estado con vosotros… yo quiero repetir.

Ver esas tierras. Esas calles…

El pueblo de mi papá, el terreno de mi mamá. Los sitios a los que me llevásteis…

La vida allí es dura para casi todos pero también he visto la abundancia y la felicidad típica de comprarse una casa de lujo.

Ahora estoy en el avión casi sin dormir. Pensando qué escribir sin que pasen las ideas ordenadas. Tengo un cúmulo de cosas ahora mismo… tristes, alegres, divertidas, alguna incluso hasta decepcionante, muchas tiernas, sorprendentes, duras,…

Lo que tengo claro es que he de volver. No sé cuándo. No sé con quién. Solo sé que os habéis hecho con mi corazón.

Ojalá todo siga como hasta ahora e incluso mejor.

Que estéis sanos. Que sigáis vuestros caminos en compañía. Que no os olvidéis de vuestra familia española. Que nos esperéis.

Os adoro… os quiero muchísimo.

Publicado en Putadas/Chafes/Lágrimas

Sobrevuelo los Andes

A tu lado no ando.

Me acompañan, sin querer, viejos flashes que me recuerdan a ti.

Primero el pitido del móvil que dejó de existir en mi teléfono pero sí en el de los demás.

Para variar… hay un señor que se parece a ti pero en versión mayor.

Tu mismo pelo. No sé con seguridad si con tus mismos ojos.

Tampoco quiero fijarme en esos detalles de forma exagerada.

Cada uno está en su mundo interior. Pisando un suelo que no se comparte y respirando un aire dominado por una presión distinta…

En mi caso, me siento demasiado pesada. Con carga. A veces hasta me hunde.

Me pesan los recuerdos. No adquiero ligereza para olvidarte.

Estoy segura que te habría gustado estar ahora mismo conmigo al lado, me juego lo que sea pero, volamos solos.

Los Andes van a ser testigos de mi nevado corazón antes cubierto de verde pasto y flores y que ahora alberga un gran lago congelado con imágenes tuyas.

El frio se ha apoderado de tu corazón y ha helado mi nostalgia parándola en un punto muerto que no consigue arrancar y seguir para adelante.

Ya ves, lo has conseguido. Estás idealizado. Eres inmortal en alma.

Voy a ver si esta noche sueño que sobrevuelo tus tierras marinas y consigo despertarte.

Abre los ojos. Ábrelos y mírame. Con solo eso, ya alcanzo la cima.

Publicado en Sentimientos y Recuerdos

Para ti

Hola

Ay… cómo te echo de menos.

Te extraño a cada momento. Desde que me despierto, hasta que me acuesto.

Qué común es eso en las parejas verdad?

Puede…

Pero cada historia de amor es un continente distinto, un mundo aparte.

Nosotros hablamos nuestro propio lenguaje, tenemos nuestro gentilicio, compartimos las mismas costumbres y creo que cantamos a duo hasta los himnos.

Hemos juntado, sin querer, un montonazo de días que vamos a aprovechar de formas diferentes.

Menudos somos. Hasta nos quedamos sin San Valentín aunque ya ves… tampoco podíamos estar juntos.

Bueno, vamos a ser positivos.

Yo te esperaré. Tú me esperarás. Nos encontraremos y de nuevo todo volverá a ser lo que fue.

Espero no obsesionarme con contar los días que faltan para encontrarnos aunque a lo mejor se escapa de mi control.

Tampoco quisiera pensar que llevas bien estar solo. Ojalá sueñes conmigo. Ojalá te sientas como yo.

La mayoría de las chicas somos así. Queremos ser vuestro mundo.

Joper, es que te quiero muchísimo.

Ya me costó conseguir tu amor, que te fijaras en mi de la manera en la que yo te veía.

No paro de tener flashes mentales de nuestra historia… tantos años unidos… tantos años de amigos y luego… ese beso, ese “sí a ser novios”, esa forma de cogerme la mano o cuando me besas de esa manera tan tierna en la frente y en los labios.

Que eres mi compañero de viaje. Mi compañero de vida. Que mis sueños solo van dirigidos a perseguir los tuyos: Ser felices…

Siempre.